Congreso de los Diputados

Se reúne el Congreso de los Diputados, pero ¿cuánto tiempo durará?

Un nuevo Congreso se estaba reuniendo en España el martes en medio de una significativa fragmentación política y sin la certeza de que el presidente en funciones, Pedro Sánchez, del Partido Socialista (PSOE), obtenga el apoyo suficiente para formar un gobierno tras la repetición inconclusa de las elecciones del 10 de noviembre.

Los nuevos miembros electos del Congreso y del Senado prestarán juramento a lo largo del día, marcando el inicio de la 14ª Cortes Generales, ya que se hace referencia en español a los parlamentos inferiores y superiores del Congreso y del Senado. Los españoles esperan sin duda que esta legislatura tenga una vida útil más larga que la anterior, que duró no más de siete meses después de que Sánchez, que había ganado las elecciones generales del 28 de abril, no pudiera formar gobierno y terminara por convocar una repetición de las votaciones.

Pero al comienzo de la sesión del martes, ya había señales de que las cosas no van a ser fáciles. Marta Rosique, diputada de la Izquierda Republicana Catalana (ERC), debía leer en voz alta una lista de los miembros electos del Congreso. En cambio, comenzó nombrando a las personas que fueron sentenciadas recientemente a prisión por su papel en el intento unilateral de secesión de 2017. La medida atrajo a los representantes del partido de extrema derecha Vox, que se habían esforzado por llegar temprano y ocupar la zona central de asientos de la sala. Hasta la constitución formal del parlamento, cuando se asignen los lugares en el Congreso, los diputados pueden sentarse donde quieran. En el debut de Vox en el parlamento después de las elecciones generales de abril, hicieron una maniobra similar, embolsando los asientos directamente detrás de Pedro Sánchez y sus colegas del PSOE.

Sánchez, que ocupó 120 de los 350 escaños de la cámara baja en las urnas del 10 de noviembre, ha manifestado su deseo de tener una nueva administración para finales de este año. El líder socialista ya ha llegado a un acuerdo preliminar para un gobierno de coalición con el bloque izquierdista antiausteridad Unidas Podemos, pero aún necesita más apoyo para ser confirmado en el cargo en una votación de investidura de dos vueltas.

En teoría, esto podría ocurrir antes de la víspera de Año Nuevo, pero sólo si las negociaciones entre los partidos avanzan rápidamente, y hasta ahora no lo están haciendo. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, dijo el martes que espera que “los españoles tengan su cena de Nochebuena con un gobierno en el lugar”, agregó: “Soy optimista, pero no es un trato hecho. Se requiere mucho diálogo”.

Calendario
La repetición de las elecciones de noviembre ha producido un parlamento aún más fracturado que el que surgió en abril. El partido de extrema derecha Vox se ha disparado, ganando 52 escaños, mientras que el de centro-derecha Ciudadanos ha implosionado. Mientras tanto, la izquierda ha retrocedido y el conservador Partido Popular (PP) ha logrado avances.

Después de la sesión de apertura de hoy, el siguiente paso es una ronda de conversaciones entre los líderes políticos y el rey Felipe VI de España para determinar si algún candidato tiene posibilidades de convertirse en el próximo Primer Ministro. De ser así, se celebrará una sesión de investidura, seguida de una votación por mayoría absoluta. De lo contrario, habría una segunda vuelta en la que el único requisito sería más votos a favor que en contra.

La Izquierda Republicana Catalana (ERC), un partido separatista con 13 legisladores en el Congreso cuya abstención podría volver a poner a Sánchez en el poder, ya ha dicho que no tienen prisa por llegar a acuerdos. Los equipos negociadores de ambas partes se reúnen de nuevo el martes, pero el líder del ERC, Pere Aragonès, ha subrayado que su objetivo no es conseguir más poderes descentralizados de Madrid, sino “abordar el conflicto político en Cataluña”, y que esto requiere reuniones individuales entre los gobiernos de España y Cataluña para discutir “todo”, incluida la autodeterminación.

“Ha llegado el momento de negociar, y en las próximas semanas veremos si el PSOE está abierto a una negociación sincera”, dijo Aragonès. El PSOE se opone a la celebración de un referéndum oficial sobre la independencia.

¿Una abstención del PP?
Mientras tanto, Sánchez ha instado al PP y a Ciudadanos a que se abstengan para no tener que depender de un partido independentista.

“No puede haber, y no habrá, una tercera elección”, dijo Sánchez el lunes en la cumbre climática COP25 que se celebra en Madrid. “Todo el mundo tiene que contribuir con algo para salir del punto muerto. Espero encontrar generosidad cuando el jefe de estado pida que se forme un gobierno”.

Algunos miembros de alto perfil del PP -incluida la ex primera ministra regional de Madrid, Esperanza Aguirre- apoyan una abstención para quitarle el poder de negociación a ERC. Y el primer ministro andaluz, Juan Manuel Moreno, del PP, dijo en una entrevista con el diario El Mundo que podría haber un gran pacto con el PSOE si Sánchez dimitiera y fuera reemplazado por un nuevo líder.

Pero el jefe del PP, Pablo Casado, ha rechazado hasta ahora esta noción, ya que significaría “la desaparición voluntaria del PP como alternativa al socialismo”. También afirmó que el PSOE busca el apoyo de los separatistas catalanes para cambiar la Constitución española “por la puerta trasera”. Casado dijo que “Cataluña está siendo utilizada como coartada para un cambio de régimen”.

Inés Arrimadas, que se convertirá en la nueva líder de Ciudadanos después de que Albert Rivera anunciara su renuncia por los malos resultados del 10 de noviembre, ha enviado a Sánchez una carta solicitando una reunión tripartita entre el PSOE, el PP y su propio partido para explorar un acuerdo de investidura. “Hay una mayoría alternativa. Y no es cierto que Sánchez sólo tenga la opción de populistas y nacionalistas”, dijo Arrimadas, cuyo partido tiene 10 escaños en el Congreso.

Dejar un comentario

Noticias Madrid Otra Mirada