boxeo tradicional

Boxear con Miopía

Aunque el boxeo sin contacto unido al fitness está muy de moda, la realidad es que el boxeo tradicional, kick boxing, judo, taekwondo, full contact y, en general, todos los deportes de contacto están en auge. Cada vez son más los que se decantan por este tipo de disciplinas. En España, sólo en el último año, el número de centros en los que se practican estas actividades han aumentado de 127 a 494 y el número de licencias federativas ha crecido en un 200%, Pero, ¿Qué sucede si se quiere practicar boxeo y tienes miopía? ¿Es posible?

Defectos refractivos y miopía

En la mayoría de deportes, es necesario una excelente coordinación óculo-manual y óculo-pédica, pero concretamente en las actividades de contacto, tener una buena visión sin gafas ni lentillas suele ser uno de los requisitos imprescindibles. De hecho, según la normativa para la obtención de licencias nacionales de la Federación Española de Boxeo, no se concederá licencia a todo aquel que tenga una miopía superior a 4 dioptrías y el valor más bajo de agudeza visual exigida es de 5/10 para un ojo y 1/10 para el otro. Una buena agudeza visual proporciona mayor seguridad y precisión en los movimientos, mejor percepción de los detalles y, por lo tanto, una disminución del riesgo de sufrir lesiones. 

El límite de 4 dioptrías de miopía también está establecido por la causa del riesgo del desprendimiento de la retina como consecuencia de los golpes frecuentes a la cabeza. El desprendimiento de la retina es una complicación grave de la miopía (sobre todo de la miopía magna), que potencialmente conlleva a la pérdida irreversible de la visión, llegando incluso hasta a provocar ceguera.

Gafas y Lentillas

En la práctica del boxeo el uso de lentes de contacto es la única opción posible ya que la utilización de gafas es totalmente incompatible por razones obvias. Las lentes de contacto deben ser bien toleradas por la duración de las competiciones y las frecuentes conjuntivitis provocadas por el polvo, el sudor y las partículas de resina. Además, la pérdida o desplazamiento de la lente puede desorientar el boxeador, exponiéndole a un mayor riesgo durante el combate. 

Cirugía Refractiva

Las reglas de las artes marciales mixtas y el boxeo han variado en los últimos años con el objetivo de hacer las peleas más dinámicas y reducir el riesgo de lesiones graves. Concretamente, están totalmente prohibidos los ataques directos a los ojos, pero, en un intercambio de golpes durante el asalto o la pelea, los ojos pueden sufrir igualmente contusiones. Las consecuencias más comunes para la vista en estos casos son abrasiones corneales, hemorragias o fracturas de órbita. 

Éste es un dato muy importante que se debe tener en cuenta si te planteas la cirugía refractiva para corregir tus patologías visuales, ya que, aunque para la mayoría de los pacientes que se someten a esta técnica no existe ninguna complicación, no sucede lo mismo con aquellos que practican deportes de contacto o deportes que requieren un gran esfuerzo muscular como la halterofilia, debido al riesgo de pérdida traumática del flap (la cirugía LASIK implica levantar una fina capa de tejido corneal que tras la aplicación del láser se recoloca) o de una ectasia corneal después del LASIK.

Ortoqueratología u Orto K

Son unas lentes especiales que se utilizan sólo durante el sueño y se retiran por la mañana al despertar, con lo que se convierten en el único método que permite una visión perfecta durante todo el día sin usar gafas o lentillas, y es la mejor opción cuando no quieres o no puedes operarte.

Es el único método que permite a deportistas de todas las edades y que practican cualquier disciplina deportiva libertad completa, sin necesidad de cirugía ni ningún otro método correctivo. 

Las lentillas Orto K tienen una curvatura interior especial a medida para cada usuario. Este diseño es diferente según el tipo de patología que se trate (miopía, astigmatismo o hipermetropía). Este tratamiento consiste en moldear la córnea mediante el uso de la lente de contacto, al usarse por la noche, la capa más externa del ojo, el epitelio corneal, se adapta suavemente a la forma de la lente. Este cambio de curvatura es minúsculo y no causa ninguna molestia o sensación diferente a una lentilla convencional. 

Otra ventaja de la Orto K es que es el método no farmacológico más eficaz para ralentizar la progresión de la miopía y puede ayudar a un boxeador joven a no pasar el límite de 4 dioptrías y continuar practicando el deporte facilitando al mismo tiempo una buena visión. Además, salvo casos muy especiales, la cirugía refractiva no está permitida en jóvenes hasta los 18 años

Debes tener en cuenta que, cuando se practican este tipo de deportes, existe mayor riesgo de sufrir lesiones en el ojo. Por esta razón, antes de tomar una decisión sobre el método más adecuado para corregir tu visión, lo más acertado es comentar con tu optometrista de confianza que realizas este tipo de actividades. De esta manera, podrá valorar cuál es la mejor técnica para que puedas seguir practicando boxeo o cualquier otro deporte de contacto, aunque tengas miopía u otro defecto refractivo. Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con Avanlens, especialistas en contactología avanzada.

Dejar un comentario

Noticias Madrid Otra Mirada